¿De qué se trata la reparación de un piano?

Si bien es un instrumento robusto, el piano posee piezas que con el tiempo sufren desgaste y otras que por mala manipulación se rompen ya sean éstas partes externas (mueble), teclado (cubiertas, teclas negras) o las internas como las cuerdas cuando se cortan por el tiempo, la oxidación o sobretensión.

La exposición a diferencias de temperaturas, polvo y humedad pueden hinchar o resecar componentes, desalinear el mecanismo y producir movimientos que lo fuerzan y continuan rompiendolo.

Para estas roturas existen arreglos y reposición en cuanto a repuestos que el afinador de pianos proveerá y procederá a suplantar o reparar, en algunos casos teniendo que llevarse piezas, máquina o piano para trabajar en ello con tiempo y comodidad en su taller.

¿Existen partes que sean irreparables?

Aquí tenemos una doble interpretación cuyas dos son válidas pero dependerán de los costos en cuanto a dinero que esté dispuesto a invertir el propietario del instrumento. Si se tratase de un piano arrumbado (que pareciera haber estado en un campo de batalla) es muy posible que no tenga sentido hecharle mano ya que estaríamos haciendo un piano nuevo y descartando el viejo.

El arpa ( parte que sostiene y soporta toda la tensión de las cuerdas) cuando se encuentra rajada, o partida, es reparable pero necesita un trabajo de quitar absolutamente todas las cuerdas y llevar fundición o soldadura, cosa que es costosa pero no imposible.

La tabla armonica es la que se encuentra en la parte posterior del mueble y es la encargada de transmitir la sonoridad, puede ésta tambien presentar rajaduras las cuales pueden ser subsanadas con aditamentos de cuñas y encolados, es un gran trabajo ya que puede llegar a ser milimetrico y se debe tratar con maderas iguales o similares a las que posee el piano.

El clavijero es donde se insertan las clavijas que sostienen y ajustan las cuerdas; éste cuando se halla apolillado o podrido, seguramente el resto del piano debe estar en las mismas condiciones, de todas formas el trabajo consistiría en el reemplazo del clavijero que llevaría al desarme casi completo del piano. En las mejores ocaciones solo se refuerzan los orificios de las clavijas y se colocan otras medidas de éstas.

El mueble del piano suele tener golpes y quebraduras debido a su mala manipulación a la hora de trasladarlo de un lado a otro, ruedas, cilindro, patas, laterales pueden ser reparados con un trabajo de carpintería adecuado.

En resumen, existen varias situaciónes de reparación donde dentro de las mas comunes están confinadas a su parte mecánica.

¿En cada revisión de un piano en funcionamiento es necesario reparar piezas rotas o que fallan?

La respuesta es SÍ, dado que piezas en disfunción terminarán en un tiempo determinado rompiendose y rompiendo quizás a otras e interfiriendo en la ejecución y práctica de quien lo toque.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *